Trucos para dormir a tu bebé

Las noches de las primeras semanas de tu bebé son terribles. Aquí te traemos trucos para dormir a tu bebé para que crees rutinas y puedas descansar

Trucos para dormir a tu bebé

Las noches en vela son algo muy duro para muchos padres. Y es que en ocasiones que los niños concilien el sueño no es tan fácil como puede parecer.

Esto suele ocurrir porque los niños, al nacer, tienen el horario de sueño cambiado, debido a la vida intrauterina. Durante el embarazo los bebés duermen mientras su madre se mantiene activa, es decir, por el día. Su movimiento les resulta un dulce bamboleo. Después, cuando la madre descansa, ellos se vuelven más activos.

Trucos para dormir a tu bebé - imagen 2 ¿Qué se puede hacer cuando nacen? Cambiar su ritmo de sueño. No es algo que se pueda hacer de forma inmediata. Ha de transcurrir algunas semanas después del nacimiento. ¿Cómo empezar?

  • Hay que hacerles distinguir entre el día y la noche. Cuando lo acuestes a dormir durante el día no bajes las persianas, ni apagues la tele o la música si la estás escuchando. En cambio a la hora de dormir, que sea a oscuras y en silencio.
  • Es bueno que esté en la misma habitación que tú, tanto por el día como por la noche, para que siga el ritmo normal del día. Para ello puedes tener una minicuna en el salón y otra en el dormitorio.
  • Si le das pecho y la lactancia ya está establecida, no le despiertes para que mame. Y si le das biberón tampoco. Si duermen, es porque lo necesitan (siempre que no se salen tomas o les encuentres cansado o somnolientos, si es así habla con tu pediatra).
  • A partir del tercer mes, pueden establecer una rutina diaria. Tiene que haber un momento para la comida, otro para el baño, otro para la siesta, etc. Siempre lo mismo y en el mismo orden. Esto le ayudará a sentirse tranquilo y relajado y a dormirse siempre, por ejemplo, después del baño.
  • Si llora por la noche, acude a calmarle. Consuélalo sin sacarlo de su cuna, hablándole o cantándole, para hacerle sentir tu presencia.

Recuerda que cada niño es un mundo y que tú, que eres su madre, conocerás mejor que nadie qué necesita tu hijo en cada momento. Quizás tu hijo necesite en ocasiones que los acunes en brazos, o pueden sentir hambre o necesidad de ti en mitad de la noche. No te preocupes, al final dormirá toda la noche. Incluso en su habitación.

Media:
(8/10) 2 votos
Tu nota:
Bebés prematurosComenzar el destete
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado