Usar chupete

Usa chupete o no usar chupete, ésta es la cuestión. Su uso no es imprescindible, algunos niños incluso ni los toleran, pero pueden echar un a mano

Usar chupete

Con el nacimiento de tu nuevo hijo se te plantearán algunas dudas de qué hacer y qué no. El uso del chupete es una de ellas. ¿Es bueno o malo? ¿Es beneficioso?

En esto, como en todo, las opiniones son muchas y diversas. Todo depende del pediatra o de las opiniones que cada uno te dé. De hecho no es algo que sea imprescindible, la única función del chupete es aliviar el instinto de succión que tienen los bebés al nacer. Esta necesidad de succión desde el momento de nacer es para poder alimentarse. Muchos especialistas desaconsejan el uso del chupete, porque dicen que no aprenden a succionar bien y no establecen la lactancia materna de una manera adecuada.

En los bebés alimentados con lactancia artificial, es diferente. Porque la succión se limita al tiempo de la alimentación y puede que necesiten el chupete como consuelo.

Sea como sea, también depende mucho del niño. Hay bebés que nunca aceptan el chupete, independientemente de que su alimentación sea natural o artificial y los padres se empeñan en hacerlo porque, simplemente, está muy arraigado en nuestra sociedad y es algo que hay que hacer.

Usar chupete - imagen 2 A favor del chupete:

  • En los bebé que son muy tragones, es posible que el chupete les ayude a estar más calmados entre cada toma.
  • Si tienes problemas en los pezones, por grietas por ejemplo, el chupete te ayudará a que descanse el pezón.
  • Como ya hemos mencionado, en los bebés que se alimentan con biberón, el tiempo de succión se limita al tiempo que dura el biberón. Por tanto pueden tener más necesidad de succión como consuelo y para relajarse y en este caso el chupete es de gran ayuda.
  • Como el chupete es un sustituto del pezón, en caso de ausencia de la madre, su cuidador puede consolarlo como lo haría su madre.
  • El uso del chupete puede ayudar a los padres a regular los horarios de comidas y de sueño.
  • Los bebés que usan el chupete, no se chupan el dedo.

Usar chupete - imagen 3 En contra del chupete:

  • Se recomienda no ofrecérselo antes de 15 días, pero mejor si es después del primer mes, ya que el riesgo de aspirar su propio vómito es mayor que en un niño que no usa chupete.
  • Si la alimentación es a demanda, el niño no sentirá necesidad de succión constantemente, ya que podrá calmar su ansiedad con el pecho.
  • En los bebés de lactancia artificial, está desaconsejado en caso de ser inapetentes o de bajo peso, porque es posible que se cansen de succionar con el chupete y luego no quieran el biberón.
  • No se debe ofrecer el chupete continuamente, porque el bebé necesita tener la boca libre para experimentar con sus juguetes, “hablar” o llorar si lo necesitan.
  • Si el bebé está contento, no es necesario ponérselo.
  • Al ser el chupete un sustituto del pecho, no se les debe ofrecer si no es acompañado de caricias y de abrazos (al igual que el biberón).
  • En ocasiones el chupete les crea dependencia, y luego es muy difícil quitarles el chupete cuando son más mayores, sobre todo cuando se ha usado el chupete como  sustituto del contacto físico.
  • En caso de que el bebé padezca cólicos, al chupar puede tragar más aire y llenar de aire su intestino, que el causante de estos cólicos.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Masajes ShantalaPiojos
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado