Dieta purificante de naranja

Una forma de purificar tu cuerpo es la dieta de la naranja. Esta cura combate el estrés, las jaquecas y deja nuestro organismo mucho más sano

Dieta purificante de naranja

Si necesitas purificar tu cuerpo te recomendamos una dieta sana y muy rica. Es conocida como la cura de la naranja y tienes que hacerla durante tres días. Te ayudará en caso de trastorno digestivo, jaqueca o reuma. Además ayuda a combatir la depresión o el estrés.

Cómo beneficia la cura de naranja

La composición natural de las naranjas contribuye a mejorar el bienestar general del organismo:

  • El calcio ayuda a fortalecer los huesos.
  • El fósforo combate el estrés, por lo que beneficia tremendamente a personas con trastornos nerviosos. También se recomienda en casos de intoxicación.
  • El hierro ayuda a la fabricación de hemoglobina y previene la anemia.
  • El magnesio previene el estreñimiento.
  • El potasio es depurativo y ayuda a disolver las grasas que el organismo acumula.

Además, ayuda a reducir el ácido úrico, es beneficiosa para las glándulas suprarrenales, por lo que ayuda a purificar el hígado.

Suministrado en las dosis correctas, ayuda a eliminar el dolor de estómago, actuando como analgésico, fortalece los músculos del estómago, desinfecta y ayuda a hacer la digestión.

La cura

Antes de empezar con la cura, debes pensar en que debe ser en unos días en los que no tengas demasiado estrés. Si estás de vacaciones, mucho mejor.

Elige un lugar tranquilo, dónde además puedas hacer actividades relajantes como pasear al aire libre, yoga, masajes… ya que la movilización y eliminación de residuos, puede darte dolores de cabeza, jaquecas, mareos, etc. Una vez trascurren estos días te sentirás renovada y en buena forma.

Debes hacer acopio de fuerza y tener mucha fuerza de voluntad. Será muy duro estar tres días sin probar ningún otro alimento que no sea naranja.

Puedes tomar zumos entre horas, cuando sientas hambre. En el desayuno, comidas y cenas es recomendable comer la fruta entera, masticando lentamente para ayudar a digerirla mejor.

La cantidad de naranja irá aumentando con el paso de los días (comienza con tres vasos de zumo al día y ves aumentando hasta tomar 30 naranjas al día), ya que la eficacia de la cura depende de la cantidad de naranja que comas, aunque también del grado su acidez y de lo dulces que sean. Ambas son necesarias.

Puedes alargar la dieta un día más (es decir cuatro días en total), pero en ese caso el último día puedes consumir junto con las naranjas pan integral tostado, copos de avena o de trigo cocidos con cebolla, ciruelas secas rehidratadas o dátiles.

Una vez hayas concluido la cura, puedes sustituir el desayuno habitual o la cena por naranjas (entre 6 y 8 días).

 A tener en cuenta para hacer la cura

  • No todos los estómagos están preparados para albergar grandes cantidades de líquidos. Si no has hecho nunca ninguna dieta parecida, pon atención a cómo reacciona tu estómago.
  • Puede ser que te encuentres mal mientras realizas la cura. No te preocupes, las molestias indican que el organismo se está limpiando. Los síntomas normales suelen ser diarrea, dolor abdominal, malestar en el estómago. Conforme tus intestinos y tu sangre se depure, te irás sintiendo mejor.
  • Las dietas depurativas atacan directamente a las toxinas almacenadas en el organismo. Al ser atacadas, tu cuerpo puede reaccionar de muchas maneras, manifestándose en forma de sarpullido, sabañones, flemas, etc. No te detengas. Son indicadores de que el organismo se está limpiando.
  • El zumo de naranja pierde sus propiedades muy rápidamente, así que hay que tomarlo recién exprimido.
  • Sobre todo, no hagas esta cura con zumo envasado. Han perdido el 95 por ciento de sus propiedades, además de llevar azúcar.
  • Puedes mezclar otras frutas cítricas con tus naranjas durante la cura, como fresas, piña, kiwi o ciruelas. Además puedes añadirle cereales o semillas como avena, amaranto, salvado, linaza, etc.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
¿Por qué lo llaman cuidarse cuando se refieren a pasar hambre?L-Carnitina
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado