La dieta de la sonda

La dieta de la sonda promete quitarnos diez kilos de encima en diez días. ¿En qué consiste exactamente? ¿Esto es saludable y seguro para tu salud?

La dieta de la sonda

La dieta de la sonda, también conocida como la dieta de la mochila, consiste en la inserción de una sonda nasogástrica por la que el paciente se alimenta durante 10 días, por lo que tienes que llevar una mochila con el suero preparado siempre contigo. Prometen perder 10 kilos en ese tiempo.

Para la mayoría esto es una barbaridad, pero para otros se ha convertido en la panacea, ya que perder 10 kilos en 10 días, sin tener que hacer nada más que ir cargado con una pequeña mochila no parece un mal plan. Para esa mayoría lo de introducirse un tubo por la nariz que llegue hasta el estómago y dejar de comer durante 10 días, no es tan buen plan.

La dieta de la sonda - imagen 2 De lo que se trata esta dieta es de alimentarse a través de la sonda mediante un suero preparado por el médico especialista, que apenas contiene calorías pero sí un alto porcentaje de proteínas.

Los pros ya los hemos conocido, los contra son un misterio, ya que no se ha comprobado la efectividad de la dieta ni sus efectos secundarios a medio y largo plazo, como tampoco se ha comprobado su seguridad para el paciente.

Además según la legislación española, en su Real Decreto 1091/2000, dispone que este tipo de alimentación sólo se puede utilizar si:

Los pacientes cuya capacidad para ingerir, digerir, absorber, metabolizar o excretar alimentos normales o determinados nutrientes de los mismos o metabolitos sea limitada, o deficiente, o esté alterada, o bien que necesiten otros nutrientes determinados clínicamente, cuyo tratamiento dietético no pueda efectuarse únicamente modificando la dieta normal, con otros alimentos destinados a una alimentación especial, o mediante ambas cosas.

La dieta de la sonda - imagen 3 Lo que viene a decir es que este tipo de dieta es ilegal, ya que las personas con sobrepeso y obesidad no tienen este tipo de incapacidad.

Una vez transcurridos los 10 días se supone que has perdido alrededor de los 10 kilos prometidos (en ocasiones no son tantos) y que te has reeducado a la hora de comer, aunque no especifican de qué modo. Se suponen que no recuperarás el peso perdido porque habrás aprendido a comer bien, pero no es algo que te garanticen.

Lo que no te dicen es que de vuelta a la realidad, no podrás comer de forma normal inmediatamente, porque el estómago no podría soportarlo, por lo que has de empezar sólo por líquidos, luego por puré y alimentos blandos y posteriormente por comidas muy ligeras. Quizás se trate de esto cuando hablan de una reeducación en la alimentación.

Etiquetas: Dietas
Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
L-CarnitinaRecuperar la figura después del embarazo
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado