Aprende a planificar las compras en rebajas

Planificar las compras en rebajas es una tarea que casi nadie lleva a cabo. Con solo unos minutos de reflexión podemos evitar gastarnos más de lo necesario

Aprende a planificar las compras en rebajas

Una historia que se repite año tras año: Cómo no gastarse un dineral en las dichosas rebajas. Que si tenemos que ahorrar para poder hacer una compra consistente, que si tenemos que organizarnos mentalmente para esos días fascinantes de colas infernales y que si nuestro cerebro se pone a mil por hora preso de un bombardeo publicitario que no da tregua.

Más o menos cada persona llega a gastarse 200 euros de media cada año en las rebajas, por lo que el comerciante gana, ya que la mercancía sale rápidamente. Lo que no está tan claro son las ganancias del consumidor, ya que aunque se ahorren desde un 10% hasta un 70%, el precio habitual podría estar “rebajado” durante todo el año.

Programar y planificar previamente nuestras compras

Antes de salir de casa como una loca para arrasar en las rebajas, es necesario hacer una lista con aquello que necesitamos comprar de verdad. En esta época del año los establecimientos suelen ofrecer productos que quizá sean una oportunidad para ahorrarnos un dinero, pero también puede que no lo necesitemos o que se trate de una compra por impulso. 

Compra inversa

Si estamos en verano, podemos mirar abrigos o prendas más calentitas para el próximo invierno. Aunque no apetezca nada, realizar este tipo de compras es muy productivo, ya que prevemos las cosas, y por tanto, es una compra mucho más meditada. 

Fuera prisas

Nunca debemos olvidarnos que los derechos que tenemos como compradores son los mismos dentro y fuera del periodo de rebajas, por lo que es importante tenerlo en cuenta si tenemos algún problema con las prendas. Devoluciones, etiquetado, una buena visualización de los precios y las condiciones de garantía son sólo algunas de las cuestiones de las que deberíamos ser conscientes para que no nos tomen el pelo.

Prendas básicas

Escoger prendas que actúen como fondo de armario, que podamos combinar con cualquier cosa para sacarle un poco más de partido a nuestros looks. 

Ser selectivo

Acudir a las tiendas que ya tenemos fichadas de antemano y no entrar por todas aquellas por las que pasamos. Además de esto, las tiendas no sacan todo su stock desde el principio, así que no nos volvamos locos desde un primer momento. Ir pasándose progresivamente una o dos veces por semana para ver los cambios que han hecho, nos ayudará a elegir mejor la prenda. 

Investigación y compra online

Navegar por Internet es una buena opción para comprar de forma inteligente y no exponernos a los estímulos que hay en las tiendas, tales como las luces, la música y el entorno en general. Incluso a veces hay mejores ofertas por Internet, hay más stock e incluso nos puede ayudar a organizarnos mejor. 

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Segundas rebajas de verano 2013
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado