Cómo cuidar tu ropa

El uso y el lavado de nuestras prendas de ropa las estropea, ¿cómo cuidar nuestra ropa? Apunta estos consejos para alargar la vida de tus prendas favoritas

Cómo cuidar tu ropa

Todo el mundo sabe que su uso y los lavados estropean la ropa. Vamos a conocer algunos trucos para que nuestras prendas favoritas duren más.

  • Sigue siempre las instrucciones de lavado de las etiquetas. Es muy importante para evitar que encojan, o destiñan.
  • Utiliza siempre la cantidad de detergente que indique el fabricante. Utilizar de más, además de un gasto, puede causar manchas en la ropa o problemas de alergias en la piel.
  • Utilizando un detergente para prendas delicadas o jabón líquido, en lugar de en polvo, podrás eliminar el uso del suavizante. Además de ayudar al medio ambiente, ahorrarás en la cesta de la compra.
  • Evita el uso de lejía y elige otros productos como el blanqueante. Daña menos la ropa.
  • No laves la ropa con agua demasiado caliente. Y si no está sucia, puedes lavarla en agua fría.
  • Si utilizas la secadora, que sea en prendas que lo admitan. Aunque siempre es mejor secarlas al aire libre, al sol si es ropa blanca y a la sombra si es de color.
  • Al planchar la ropa, clasifícala según la temperatura de planchado. Empieza con la ropa que tengas que planchar a temperatura más baja. Así evitarás los brillos en determinadas prendas y las manchas que pueda dejar la cal del agua.
  • Cuando laves en casa prendas rellenas de plumón, centrifúgalas bien y luego mételas en la secadora con pelotas de tenis para que se distribuya bien la pluma.
  • Las prendas impermeables se secan al aire libre. No las centrifugues demasiado y deja que se escurran en el tendedero.
  • Las prendas de punto grueso, déjalas secar en el tendedero dentro de una toalla, extendidas en el exterior. Así no se deformará

Cómo cuidar la ropa según su tejido

  • Seda: Hay que lavarla con agua fría o templada y no centrifugar. Al plancharlo hazlo a temperatura baja y sin vapor. Si tienes alguna mancha, acude a una tintorería para que ellos la quiten.
  • Lana: Hay que lavarla a temperatura baja y no colgarla al tenderla, porque se deforma.
  • Algodón: Si es de color, la primera vez lávalo por separado. No utilices agua muy caliente porque encoge. Lo puedes planchar a temperatura alta.  
  • Lino: Lávalo siempre a mano. No lo retuerzas para escurrirlo. Lo puedes planchar a temperaturas altas.
  • Poliéster o Nylon: hay que lavarlos con agua fría y plancharlo a temperaturas bajas y sin vapor. Son tejidos muy sensibles al calor. A penas se arrugan.
  • Acetato, Rayón o Viscosa: No hay que centrifugarlos porque pueden deformarse. Hay que plancharlo a baja temperatura.

Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
Cómo hacer que tus zapatos duren más
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado