¿Cuándo empezar con las mamografías preventivas?

España registra al año más de 22.000 casos de cáncer de mama. ¿Cuándo debo empezar a acudir a citas rutinarias para mamografías preventivas?

¿Cuándo empezar con las mamografías preventivas?

La detección precoz es fundamental a la hora de combatir un cáncer. Detectar la enfermedad a tiempo puede ser crucial en un alto porcentaje de enfermos de esta plaga que nos azota con fuerza. En el caso de las mujeres, hay una gran preocupación por el cáncer de mama y es que solo en España se diagnostican 22.000 casos al año, el 30 por ciento de todos los tumores que se diagnostican a mujeres. Es por ello que es importante conocer las pautas de revisiones periódicas de mamografías y no faltar a nuestras citas.

El cáncer de mama es el cáncer más común en las mujeres, y la causa más frecuente de muerte por cáncer en las mujeres hispanas.

En la actualidad, crece el número de casos que se presentan antes de los 50, relacionados con el retraso de la maternidad y el uso de la píldora. Las estadísticas británicas apuntan a que una de cada cinco pacientes con cáncer de mama tiene menos de 50 años. En España, a pesar de que los registros no son tan sólidos, se estima que cada año la incidencia de este tipo de cáncer aumenta entre un 0,7 a 1,6 por ciento, según la Sociedad Española de Oncología Médica.

Actualmente la edad media de la maternidad está en los 32 años, y puesto que el cáncer ocurre entre la primera regla y el primer trimestre de embarazo, la coba para la enfermedad ha aumentado considerablemente. Esto no quiere decir que después de dar a luz no se pueda desarrollar cáncer de mama, sino que lo que provoca que se desarrolle en el futuro, se para al tener el primer hijo.

Mamografías rutinarias

Si bien es cierto que detectar un tumor a tiempo es crucial para salvar a una mujer, también lo es que las revisiones deben hacerse con cabeza, para evitar el sobrediagnóstico que azota a estas pruebas (falsos positivos, cánceres que nunca llegan a desarrollarse).

En España, las comunidades autónomas comienzan con sus rondas de revisiones a los 45 o los 50 años, y lo recomendable es espaciar estas revisiones de dos en dos años.

Otra cosa muy diferente es acudir al médico de cabecera ante cualquier síntoma que nos preocupe: un picor insistente, enrojecimiento, hinchazón de una mama, cambio en su forma o sensibilidad, un bulto, una erupción. Y esto no es solo un consejo para las jóvenes que no han empezado con la detección rutinaria, sino para todas las mujeres. Presentar estos síntomas por sí solos no quiere decir que tengamos cáncer, pero son una manera de estar atentas para detectarlo precozmente.

Cada día mejoran las estadísticas de recuperación total en enfermas de cáncer de mama, las medicinas mejoran y las técnicas de prevención se ponen al alcance de más y más afectadas.

Recuerda:

  • Si eres mayor de 45 años infórmate sobre el programa de mamografías de tu comunidad autónoma, no falles a tus citas.
  • Si eres menor de 45 años, no dudes en visitar a tu médico de cabecera ante cualquier cambio que notes en tus pechos.


También debes recordar que para prevenir el cáncer no hay ninguna fórmula mágica, y muchas veces son hereditarios, sin embargo, podemos intentar prevenirlo comiendo fruta y verdura, manteniendo un peso saludable y diciendo adiós al tabaco.

Media:
(9/10) 1 voto
Tu nota:
¿Tienes 50? Prepárate para la menopausiaPropiedades curativas de las gemas
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado