Cuidados básicos en el embarazo

Durante el embarazo puedes seguir una vida prácticamente normal. Aunque eso sí, debes tener en cuenta cosas como las que te contamos en este artículo

Cuidados básicos en el embarazo

Ahora que estás embarazada, debes estar pendiente de lo que tu cuerpo va a necesitar y de los cambios que se van a producir en ti.

Para estar preparada para esta etapa de tu vida, lee atentamente, pero sobre todo sigue las instrucciones de tu matrona y tu ginecólogo.

Los primeros síntomas que puedes sentir aún sin saber si estás embarazada son las náuseas o el sueños o insomnio. Posteriormente entran dentro de la normalidad: ardor y acidez, necesidad de orinar con mayor frecuencia, cambios de humor, varices, estreñimiento o pigmentación en la piel.

También entra dentro de la normalidad que te sangren las encías al cepillarte los dientes o la nariz después de sonarte.

En cuanto sepas que estás embarazada, acércate a tu centro de salud y pide hora con tu matrona. Ella te irá indicando los controles de salud que debes hacerte en los meses siguientes. Una de las primeras pruebas será la de la toxoplasmosis.

Cuidados básicos en el embarazo - imagen 2

La toxoplasmosis, es una enfermedad infecciosa que se transmite a través de un parásito que se encuentra en la carne cruda y en la piel de frutas y verduras. Por lo que es necesario que te laves las manos escrupulosamente después de manipular carne cruda y pelar la fruta y las verduras antes de comerlas, o lavarlas con agua y jabón si vas a comerlas con piel.

En cuanto a la carne, sólo deberás consumir la que esté cocinada. No debes comer jamón serrano ni fiambre que sólo estén curados y no estén cocidos. Si te gusta la carne poco hecha o no puedes pasar sin tu fiambre favorito, congélalo durante al menos tres días y luego puedes consumirlos normalmente.

Pasos básicos

  • Procura llevar una dieta equilibrada, con alimentos ricos en proteínas (carne, pescado, huevos, leche, queso, fruta y verduras). Evita los que tengan mucha grasa o un exceso de sal (salazones)
  • El cuidado de tus dientes también es muy importante. Cepíllalos después de cada comida y utiliza un enjuague que contenga flúor. Si está fuera de casa y no puedes cepillarlos, mastica chicles con xilitol, que ayuda a reducir el riesgo de caries. Además visita a tu dentista cada trimestre
  • Procura dormir al menos ocho horas cada día, y en el último trimestre es aconsejable hacer una hora de siesta. Aunque no todo tiene que ser descanso; el ejercicio también es muy beneficioso. Puedes practicar yoga prenatal, natación o pasar todos los días al menos una hora. Eso hará que se te hinches menos las piernas cuando el embarazo esté más avanzado
  • En cuanto a tu vida sexual no tiene por qué verse afectada en absoluto. Las relaciones sexuales no causan ningún daño a su embarazo, a no ser que tu ginecólogo te digo lo contrario. Suelen prohibirse en caso de sangrado o de amenaza de aborto

Y sobre todo evita el alcohol y las drogas (incluido en tabaco), así como el uso de medicamentos sin consultar previamente a tu médico.

Por lo demás, relájate y disfruta de esta etapa de tu vida:

¡Enhorabuena!

Media:
(8/10) 1 voto
Tu nota:
Las maletas de mamás y bebés para el hospitalVitaminas en el embarazo
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado