Prevenir el estreñimiento en el embarazo

Durante el embarazo, es normal que tras la semana 16 empecemos a experimentar estreñimiento. Podemos prevenirlo cambiando algunos hábitos alimenticios

Prevenir el estreñimiento en el embarazo

Si estás embarazada y aún no sufres de estreñimiento, es el mejor momento para empezar a cuidarte. Los cambios hormonales y físicos que se sufren durante el embarazo influyen en la regularización de nuestro intestino. En ocasiones, simplemente, se vuelve perezoso, sobre todo a partir de la semana 16.

Podemos evitar este trastorno, siguiendo unas sencillas pautas:

  • Introduce en tu dieta diaria alimentos ricos en fibra insoluble (que aumentan el tamaño de las heces en el intestino y facilitan la movilidad intestinal), como nueces, dátiles, salvado de trigo…
  • Reduce la cantidad de arroz, zanahoria y patatas, ya que son astringentes. En casos extremos evita también las legumbres.
  • Come más fruta y verdura. Son ricas en fibras solubles y en pectina (ablandan las heces y evita que el intestino absorba grasa). Puedes tomarlas como tentempié así, además, te ayudará a mantener el peso. (Evita los plátanos y los caquis).
  • Bebe más agua. De este modo las heces de vuelven voluminosas y también acelera el tránsito intestinal.
  • Puedes añadir un poco de fibra extra mediante cereales o pan integral, pero no abuses. La cantidad diaria recomendada es de entre 30 y 40 gramos.
  • Intenta llevar una rutina a la hora de ir al baño (después del desayuno o de la cena), tengas o no ganas. Sentarte en el inodoro hace que el abdomen presione el intestino, favoreciendo la expulsión de las heces.
  • Practica ejercicio de forma regular; puedes pasear al menos durante una hora al día o practicar natación o yoga dos o tres veces por semana (el ejercicio también favorece el movimiento intestinal).

Etiquetas: Embarazo
Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
Incompatibilidad de RH en el embarazoAmniocentesis
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado