Toxoplasmosis durante el embarazo

Padecer la toxoplasmosis durante el embarazo es uno de los mayores temores de las mujeres encinta. Sus consecuencias para el bebé pueden ser muy graves

Toxoplasmosis durante el embarazo

La toxoplasmosis es una de las enfermedades que las mujeres temen contraer durante el embarazo, y la responsable de que no se puedan comer ciertos alimentos en este periodo.

Pero en realidad la toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa causada por un parásito llamado toxoplasma gondii y que puede contraerse en cualquier momento, y sus síntomas pasar desapercibidos, ya que, en personas sanas, se parecen a los de una gripe común; fiebre, dolores musculares y de articulaciones, inflamación de los ganglios, rigidez del cuello... En lo que se diferencia es que los síntomas pueden durar entre varios días y varios meses.

La enfermedad, durante el embarazo, puede prevenirse siguiendo unas normas básicas de higiene diaria y en la manipulación de alimentos, como:

  • Después de manipular carne cruda, lavarse las manos con abundante agua y jabón.
  • No comer frutas ni vegetales sin lavarlos previamente con agua y jabón.
  • Evitar el contacto de heridas o mucosas mientras se manipula carne cruda o frutas y verduras sin pelar.
  • No comer la carne poco hecha.
  • Ser extremadamente cuidadoso en la higiene de gatos o roedores.

En caso más extraordinarios se puede contraer mediante transfusiones o trasplantes de órganos.

A pesar de todas las precauciones, puede ocurrir que alguna futura madre contraiga la enfermedad.

Cómo afecta al feto

Si la madre se infecta durante el embarazo, el feto puede sufrir grandes consecuencias, como un aborto espontáneo, muerte perinatal o muerte del bebé al poco tiempo de nacer. También puede afectar al cerebro, que se está formando, causando así malformaciones, problemas neurológicos, retrasos mentales, trastornos motrices, epilepsia o parálisis cerebral.

También cabe la posibilidad de que afecte a otros órganos, sobre todo a los ojos, produciendo alteraciones visuales, cicatrices en la retina o ceguera.

Al nacer los síntomas pueden ser muy diversos y pueden manifestarse como una enfermedad congénita: como hidrocefálica, coriorrentinitis y calcificaciones intracraneales, bajo peso al nacer, prematuridad, esplenomegalia (aumento del tamaño del bazo), disminución en el recuento de plaquetas, infección cardiaca o pulmonar y adenopatía (aumento del tamaño de los ganglios linfáticos), ictericia, problemas neurológicos y trombocitopenia, hidrops (“hinchazón en el feto o en el recién nacido, por una cantidad excesiva de líquido que sale del torrente sanguíneo e ingresa a diversos tejidos corporales”) y eritriblastosis (“es un trastorno sanguíneo en la que una madre produce anticuerpos durante el embarazo que atacan los glóbulos rojos de su propio feto, cuando la madre y el bebé tienen tipos de sangre diferentes”).

Tratamiento en el embarazo

Las mujeres que contraen la enfermedad, son tratadas con varios medicamentos, dependiendo de las semanas de gestación. Durante el primer trimestre se utiliza espiramicina y posteriormente con pirimetamina y sulfadiacina o trisulfapirimidina, aunque hay que ir con mucha precaución y la madre debe estar constantemente vigilada, ya que tienen muchos efectos secundarios.

Qué le ocurre al bebé después del parto

Si la madre ha padecido toxoplasmosis durante el embarazo, tras el nacimiento, se les hará un examen especial en la vista y los oídos y un análisis para determinar si padece la enfermedad. Aunque, no sea así deben ser medicados durante todo el primer año de vida, porque de otro modo en la adolescencia podrían aparecer trastornos en la visión y coriorrentinitis. Otras pruebas que se les hace serán un TAC de la cabeza o una ecografía.

El tratamiento no puede hacer desaparecer las consecuencias de la enfermedad, pero si ayuda en un porcentaje muy alto a minimizar el riesgo de desarrollar graves afecciones.

Etiquetas: Embarazo
Media:
(8/10) 1 voto
Tu nota:
Gatos y toxoplasmosisLa moxibustión y la presentación podálica del feto
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado