Decálogo para la felicidad

En este decálogo para ser feliz, te damos unos consejos que te ayudarán a afrontar cada día con una sonrisa. Porque empezar el día sonriendo es posible

Decálogo para la felicidad

La felicidad depende, sobre todo, que cómo nos enfrentamos diariamente a la vida. La alimentación y el estilo de vida ayudan, pero la última palabra la tienes tú.

  1. Levántate cada mañana con una sonrisa. Pon música, desayuna bien, date una larga ducha... cualquier cosa que te ayude a empezar el día con buen pie.
  2. Recuerda que el trabajo es sólo un medio de vida, no toda tu vida. Así que deja los problemas del trabajo para el trabajo, no te los lleves a casa ni pagues tu mal día con los que te rodean.
  3. Adopta una actitud sana. Come bien, cambia los alimentos envasados por los frescos, come más fruta y verdura que carne, toma zumos naturales y deja de lado los refrescos y bebe mucha agua. Haz algo de ejercicio (o mucho, eso como tú lo veas), sal a pasear, o a bailar, ríete. Lo que sea, pero disfruta de cada momento.
  4. Confórmate con lo que tienes. Desear lo que no puedes comprar o envidiar a otros sólo te puede llevar a estar amargado/a y no disfrutar de nada. Es cierto aquello de “no es más rico el que más tiene, sino el que menos necesita”.
  5. La familia, la pareja y los amigos son un tesoro. Cuídalos. No siempre se comportarán como tú esperas, pero nadie es perfecto y en esa imperfección habita el encanto de cada persona.
  6. Deja de lado los malos rollos. Sea cual sea su procedencia. Ejerce de conciliador/a si es necesario, pero no tomes parte en discusiones que no te conciernen o acabarás escaldado/a.
  7. Dedícate un rato al día para ti. Para leer, para un baño relajante, para pasear… aunque sea una hora al día. Te ayudará a coger fuerzas y continuar.
  8. Deshazte de todo aquello que no te haga sentirte bien, ya sea ese suéter horrible o esa persona molesta que te amarga la existencia. Mantén la casa ordenada, llénala de flores o plantas, o de cualquier cosa que te haga sentirte a gusto cuando estés en ella. Tu casa es tu refugio y a quien ha de gustarle es a ti.
  9. No desdeñes nunca un momento de intimidad con tu pareja o con esa persona especial. Ten sexo loco, atrevido, salvaje o suave siempre que puedas (o te apetezca). Es algo imprescindible.
  10. Sé siempre tú misma. Las personas que te quieren lo hacen precisamente por eso. Y a los que no les gustas así, no te interesan. Siéntete a gusto contigo mismo/a. Disfruta de ti tal como eres, porque eres único/a y especial (y que nadie trate de convencerte de lo contrario).

Media:
(9/10) 2 votos
Tu nota:
Anuptafobia: miedo a la solteríaAutismo
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado