Elegir un corte de pelo

¿Quieres cambiar tu aspecto pero no sabes cómo cortar tu pelo? Elegir un corte de pelo no es una tarea fácil, pero la forma de tu cara, te da pistas

Elegir un corte de pelo

Muchas veces elegir un corte de pelo es una tarea complicada. El resultado no es el que hemos visto en las revistas o nuestra peluquera (o peluquero) no ha estado muy acertada. Lo mejor es que tengas en cuenta la forma de tu cara para acertar a la hora de elegir un nuevo corte de pelo.

Vamos a ver cuáles son los mejores cortes según la forma de tu cara.

Con forma ovalada

Las mujeres con la cara ovalada, tienen suerte, ya que les queda bien cualquier tipo de corte de pelo, pero se ven mejor con medias melenas e incluso con el pelo largo, desfilado o a capas, de modo que puedan variarlo a su gusto. Además, pueden elegir cualquier tipo de flequillo, no importa el espesor o la longitud. Con cualquiera estarán geniales.

Con forma cuadrada

Un rostro cuadrado es el de una persona con la frente y el mentón anchos. Esto hace que su cara parezca alargada y cuadrada, de modo que el objetivo a lograr con el corte de pelo es suavizar sus facciones. Estas personas deben evitar el pelo demasiado liso o pegado a la cara. Les quedarán mejor el pelo con volumen o rizado. Su pelo necesita movimiento. Además los flequillos escalados, también suavizan los rasgos.

Con forma de diamante

Es cuando la frente es estrecha, se ensancha en la parte de las mejillas y vuelve a estrecharse de camino a la barbilla. En estos casos la media melena es la más adecuada, ya que ayuda a hacer el rostro más proporcionado. El flequillo también ayuda a que el rostro tenga un aspecto simétrico.

Con forma rectangular

Los rostros alargados son los que tienen la misma anchura en la parte de la frente, los pómulos y el mentón. De modo que lo que hay que conseguir es compensar las tres zonas. Lo mejor es una melena larga y en movimiento, con un flequillo desfilado que caiga ligeramente sobre la cara y mejor todavía si cae hacia uno de los dos lados.

Cara con forma de pera

Es cuando los pómulos son pronunciados, la frente ancha y la barbilla no es demasiado prominente. Hay que lograr proporcionar el rostro y se puede conseguir con una melena ondulada y un flequillo largo, que caiga a ambos lados de la cara, o tal vez un tupé en la parte superior.

Cara con forma de corazón

Es el caso de la frente ancha y el resto de cara disminuye su anchura según bajamos hacia la barbilla. Necesitas un melena con volumen, larga o corta no importa, pero con movimiento, y un flequillo espeso y ladeado (hacia el lado que más te guste).

Es importante elegir un flequillo, porque de ello depende que nuestro look nos favorezca o no. Además, si eres de las que te gusta cambiar de aspecto a menudo, un flequillo es una buena opción para poder variar tu aspecto a menudo.

Media:
(8/10) 1 voto
Tu nota:
100 años de belleza femenina en CoreaTalasoterapia
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado