Logra un buen bronceado mimando tu piel

¿Cómo cuidar tu piel para lograr un buen bronceado? A continuación, mostraremos los pasos que deberíamos de seguir para lograr una piel sana y bronceada.

Logra un buen bronceado mimando tu piel

Ya sabemos que nuestra piel es la encargada de proteger nuestros órganos internos de factores externos, por ello, deberemos pautar un seguimiento a la hora de tomar el sol.

La temporada de verano es el peor momento del año para nuestra piel, ya que, no estamos mentalizados de todo lo que nos puede provocar dicha exposición.

Logra un buen bronceado mimando tu piel - imagen 2

Esta imagen que podemos ver arriba, muestra el rostro de un hombre, cuyo trabajo era camionero. Parece ser, que la parte de la cara que más arrugada tiene, se debe a el tiempo que ha estado expuesto a los rayos del sol, puesto que, su trabajo consistía en conducir horas y horas mientras que el sol le entraba por la ventanilla del camión. Al no cuidarse la piel, se puede observar que la parte de la cara que ha recibido menos rayos de sol, está menos arrugada que la parte que da a la ventanilla y que durante todos estos años ha estado expuesta.

Debemos de tomar el sol de forma moderada, con cuidado y bronceados adecuados, por ello, los pasos que ofrecemos a continuación os serán de ayuda. Recuerda que, todo lo que te cuides ahora, tu piel te lo agradecerá con los años.

Antes de la exposición solar

Logra un buen bronceado mimando tu piel - imagen 3

El primer paso que debemos de realizar un día antes de tomar el sol es limpiar y exfoliarnos la piel de forma profunda, al ser posible, todo el cuerpo o la parte que vayamos a exponer al sol, tenemos diferentes productos especializamos que podemos encontrar en varios puntos de venta, o crearnos nuestro propio exfoliante: limón, azúcar y gotas de aceite, lo dejaremos actuar unos minutos y lo aclararemos con abundante agua.

También, deberemos tener en cuenta nuestra alimentación, totalmente necesario beber mínimo 2 litros de agua al día, es la forma más directa de nutrir nuestra piel, a parte de las cremas. Haremos más hincapié en ingerir productos alimenticios como las ensaladas, las frutas ricas en agua y zanahoria; esta última en batidos, zumos o cruda, ya que activa la melanina y con ello el bronceado de forma más rápida.

Durante la exposición solar

Logra un buen bronceado mimando tu piel - imagen 4

Importante aplicarnos la crema solar media hora antes de la exposición; eligiremos el número de exposición solar en relación a nuestro tono de piel, eliminando totalmente los aceites solares. Cada 2 horas repetiremos la aplicación. No obstante, si hemos tenido contacto con el agua, nos pondremos crema cada vez que nos sequemos.

Colocaremos el bronceado uniforme para evitar manchas y quemaduras. Evitaremos el sol de 12 de la mañana a 4 de la tarde y lo tomaremos en intervalos no superiores a 1 hora.

Después de la exposición solar

Logra un buen bronceado mimando tu piel - imagen 5

El primer paso será darnos una ducha de agua tibia, con esto conseguiremos que nuestros poros se cierren y eliminar los restos de crema bronceadora que nos quedan. Después de secarnos bien la piel, nos aplicaremos crema post- solar, preferiblemente con aloe vera. En el caso de contener quemaduras, nos daremos duchas abundantes de agua fría y crema post-solar.

Es muy importante seguir aplicándonos crema seguidamente los días después, de esta forma evitaremos que la piel se reseque.

El objetivo de estos pasos es conseguir un bronceado natural de la forma más sana posible. Deberemos de tener en cuenta, que cuanto más aceleremos nuestro bronceado de forma incorrecta, menos tiempo nos durará y más consecuencias nos traerá en un futuro.

Media:
0/10 Sin votos
Tu nota:
¿Cómo tener unas uñas sanas y fuertes?¿Labios agrietados?
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado