Talasoterapia

A través de la talasoterapia nuestro cuerpo y nuestra mente se benefician de todo lo que el mar puede ofrecernos. Te explicamos las ventajas de esta técnica

Talasoterapia

Los beneficios del mar y sus componentes no nos son desconocidos del todo. Las nuevas terapias nos enseñan, además, sus usos terapéuticos.

La talasoterapia se basa en la utilización de agua de mar, barro y otras sustancias extraídas del mar, acompañados de un clima marino concreto. El agua utilizada se extrae a 1 km de la orilla, y posteriormente se depura y esteriliza para utilizarla en diferentes tratamientos.

Talasoterapia - imagen 2 Se utiliza el agua de mar porque su composición es similar a la del plasma sanguíneo. Así que utilizada por medio de absorción osmótica el organismo recupera su equilibrio. Para facilitar esta absorción los componentes del agua marina, tales como yodo y sodio, hay que sumergir el cuerpo en una bañera a una temperatura adecuada es entre 35 y 37º. Además aquí se reproduce el movimiento de las olas del mar, que proporcionan un efecto masaje sobre la superficie del cuerpo.

Después se aplican algas marinas cuyo contenido es rico en vitaminas A, B, C, E, F y K, además de hierro, calcio, proteínas y minerales.

Entre sus muchas propiedades, se les atribuyen, sustancias antibióticas, son antitumorales, antivirales, relajantes, estimulan el sistema inmunológico y por lo tanto las defensas, y retrasan el envejecimiento.

La brisa marina también es reproducida a través de microgotas de agua de mar, y esta, es rica en ozono y yodo, que abre las vías respiratorias y las despeja.

La talasoterapia está indicada para muchas patologías, algunas de ellas son:

  • Talasoterapia - imagen 3 Por propiedades analgésicas, por lo que disminuye el dolor de zonas concretas del cuerpo. También a nivel general.
  • Estimula el sistema circulatorio.
  • Está indicado para patologías respiratorias, en procesos asmáticos y faringitis.
  • Está indicado en caso de psoriasis.
  • Ayuda en caso de problemas en el sistema locomotor, como reuma, osteoporosis y de columna.
  • Y para problemas causados por la menopausia y la pubertad.

Pero no sólo está indicado para mejorar problemas en nuestro cuerpo, también en nuestra mente. Ayuda a combatir el estrés, el insomnio, la fatiga y la depresión dada las características de su tratamiento.

Y a nivel estético, además de combatir el envejecimiento, reafirma la piel combatiendo la flacidez y la celulitis.

Pero la talasoterapia está contraindicada a personas que sufren patologías infecciosas, alergias a alguno de los componentes del tratamiento, enfermedades cardiorrespiratorias, hipertiroidismo, o en caso que tu médico te lo indique. De hecho, los tratamientos siempre se hacen bajo supervisión médica.

Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
Elegir un corte de peloLa Ictioterapia
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado