Kama Sutra (parte 2)

Segunda parte de nuestro repaso al Kama Sutra. Si ya has practicado las posturas de la primera entrega, prepárate para estas, seguro que encuentras la tuya

Kama Sutra (parte 2)

¿Ya has puesto en práctica las anteriores posturas? Pues te proponemos unas cuantas más para que sigas dando rienda suelta a tu imaginación y tu sexualidad.

Posición de la Indra

La mujer se tumba sobre la cama y recoge sus rodillas sobre su pecho. El hombre se coloca de rodillas y apoya su pecho sobre los pies de ella para penetrarla.

  • LO POSITIVO: la estimulación es muy fuerte debido a que con esta postura la mujer comprime los músculos de la vagina y del vientre. La penetración es muy profunda y placentera.
  • LO NEGATIVO: debido a lo profundo de la penetración, si se practica con mucho vigor puede hacerle daño a la mujer.
  • RECOMENDACIÓN: es la mujer quien debe decirle al hombre cómo ha ser el ritmo y la intensidad de la penetración para que sea placentero para ambos.

Posición del árbol de la fruta

Esta postura es una variante de la Indra, pero el hombre ejerce menos presión sobre la mujer, ya que una de las piernas de la mujer queda estirada sobre la cama.

  • LO POSITIVO: como en la Indra, la penetración es profunda y placentera debido a la posición.
  • LO NEGATIVO: hay que tener cuidado con la profundidad de la penetración.
  • RECOMENDACIÓN: ella debe marcar el ritmo.

Posición de la abeja

El hombre ha de estar sentado en el borde de la cama o en el sofá. La mujer se sienta sobre el hombre, poniendo una pierna a cada lado del hombre y mirando en la misma dirección que él. De este modo la mujer puede moverse verticalmente, apoyándose en sus piernas y sus manos.

  • LO POSITIVO: en esta postura la mujer es quien controla la profundidad de la penetración y el ritmo, además de estimular la pared delantera de la vagina y el punto G. Permite, también la penetración anal.
  • LO NEGATIVO: es una postura muy cansada para los dos.
  • RECOMENDACIÓN: el hombre puede coger a la mujer por las nalgas y ayudarla en el movimiento o acariciarle los pechos y estimularle el clítoris.

Esta postura también se puede practicar con la espalda del hombre apoyada en la pared.

Posición de las cucharas

La pareja ha de estar tumbada, de lado, en la cama, mirando los dos hacia el mismo lado. El hombre se pone detrás de la mujer y adopta el contorno de ella.

  • LO POSITIVO: es una postura que permite las caricias y la intimidad de la pareja. La mujer puede estimular su clítoris o manejar la mano de su pareja para estimularlo.
  • LO NEGATIVO: la libertad de movimiento es limitada.
  • RECOMENDACIÓN: el hombre puede acariciar los pechos de la mujer o mordisquear el cuello o las orejas de su pareja.

Posición de loto

La mujer se tumba boca arriba y coloca sus piernas en la posición de loto, de modo que ofrece la vagina completamente abierta a su pareja.

  • LO POSITIVO: es una postura es fácil de practicar y es muy placentera para los dos.
  • LO NEGATIVO: a pesar de su facilidad es bastante cansada para la mujer y necesita la agilidad de ambos.
  • RECOMENDACIÓN: es mejor que se practique esta postura sobre una superficie blanda, para que la espalda de la mujer no sufra.

Posición de la balanza

El hombre ha de sentarse al borde de la cama. La mujer se sienta sobre los muslos del hombre y después de la penetración ella se inclina hacia delante hasta llegar a una posición en equilibrio, modo que el movimiento se hace a lo largo del pene.

  • LO POSITIVO: la penetración es profunda y permite fácilmente el movimiento.
  • LO NEGATIVO: hay gente a la que le cuesta mantener el equilibrio.
  • RECOMENDACIONES: la mujer puede cogerse de las rodillas de su pareja y el hombre puede cogerla de los senos, para ayudarse a mantener el equilibrio.

El hombre también puede acariciar el clítoris de su pareja para hacerla llegar al orgasmo más fácilmente.

Posición de la luna

El hombre estará sentado en la cama con las piernas estiradas sobre ella y la mujer se pondrá enfrente, con una pierna a cada lado del hombre y tumbada sobre la cama. Él se inclinará hacia ella, pasando los brazos bajo su espalda y agarrándola por los hombros.

  • LO POSITIVO: permite que la penetración sea profunda y placentera y estimula el clítoris con la pelvis del hombre.
  • LO NEGATIVO: el hombre debe tener bastante flexibilidad y agilidad para mantener esta posición.
  • RECOMENDACIÓN: la pareja puede intensificar la estimulación con impulsos simultáneos de la pelvis.

Posición de las tijeras

Partiendo de la Posición de Andrómaca (la mujer a horcajadas sobre el hombre), ella se inclina hacia atrás hasta quedar tumbada sobre las piernas de su pareja.

  • LO POSITIVO: retarda la eyaculación del hombre, al tiempo que le excita profundamente. Él puede estimular con la mano el clítoris de ella.
  • LO NEGATIVO: la mujer debe tener flexibilidad. Es una postura bastante cansada para ella.
  • RECOMENDACIÓN: es muy placentera para ambos y la mujer puede llegar al orgasmo en más de una ocasión.

Etiquetas: Sexo
Media:
(7/10) 1 voto
Tu nota:
El Kama Sutra (parte 3)El Kama Sutra
Sin comentarios
Desconectado
Desconectado